Síguenos en RSS ¿Preguntas? ¡Escríbenos!

Works That Work, No.3 (en Español),

Editorial

por Peter Biľak (567 palabras)

Algunos diseños están hechos para durar durante muchos años. Algunos diseños tienen consecuencias no planificadas que perduran más allá de la vida de sus creadores. En este número, nos centramos en los diseños del pasado que han dado forma a los actuales, y los diseños de la actualidad que afectarán el futuro.

A menudo, el diseño se percibe como dictado por los caprichos del estilo y la moda, que cambian continuamente con el ir y venir de los productos y las tendencias. Si bien esto es cierto, y muchos objetos han sido diseñados para ser únicamente de corto plazo, la revista Works That Work (Obras que funcionan) está interesada en lo opuesto al diseño efímero. ¿Qué creaciones queremos dejarles a quienes nos sucederán? ¿Qué obras vamos a dejarles en herencia, les gusten o no? Muchas de las decisiones que tomemos hoy van a perdurar más allá de nuestra vida, lo que implica una tremenda responsabilidad en todo lo que hacemos.

En 1985, John Cage escribió ASLSP («lo más lento posible» en las siglas de la expresión en inglés) sin especificar exactamente cuán lentamente se debía tocar. Los conciertos han durado entre 8 y 24 horas, y en la iglesia de Sankt Buchardi, en Halberstadt, Alemania, se está llevando a cabo una interpretación musical de 639 años de duración. Sin lugar a dudas, es el concierto más lento y más largo del mundo, que comenzó en 2001 y tuvo un descanso de 17 meses. Un órgano especial diseñado para durar por lo menos hasta el final de la actuación, en el año 2640, está actualmente tocando el acorde re♯′ la♯′ mi″, que consiste en las notas re sostenido en octava de una línea, la sostenido en octava de una línea y mi en octava de dos líneas. El siguiente cambio programado en el sonido se realizará en septiembre de 2020. (Foto cortesía de John-Cage-Orgel-Stiftung Halberstadt.)

Uno de los retos en el diseño para la perpetuidad tiene que ver con la decadencia, pero tal vez un problema aun más importante es la dificultad de asegurar que el proyecto en sí siga siendo relevante para las generaciones futuras. Este número de WTW explora la forma en que el diseño se ve afectada por el paso del tiempo, y los artículos de su contenido responden preguntas como las siguientes: ¿Qué tipo de diseño puede durar durante siglos? ¿Cuál es la empresa más antigua del mundo, y por qué ha perdurado por tanto tiempo? ¿Cómo se puede esbozar una solución para un diseño – uno cuyo éxito fue tan grande que llegó a causar problemas que su creador nunca consideró? ¿Cómo se puede diseñar un mensaje que pueda ser comprensible por la gente que vivirá dentro de 10.000 años? ¿Qué se hace con las estructuras que persisten mientras el mundo a su alrededor cambia?

Todo lo que estamos creando en este momento va a dar forma al futuro de nuestros hijos y la toma de conciencia de este hecho debería modelar la manera en que enfocamos no sólo nuestros proyectos, sino también toda nuestra vida. Por cierto, ¿sabías que el titanio de tu computadora u ordenador portátil comenzará a corroerse dentro de los próximos 100.000 años?

Peter Biľak es el fundador y editor de la revista WTW.

Este artículo proviene de Works That Work revista, Nº3.
Comprar este número, o suscribirse a la revista para acceder a otros artículos.
Síguenos en RSS ¿Preguntas? ¡Escríbenos!